Posts Tagged ‘ananda’

Brahmā y las demás deidades residen en un fragmento de la felicidad de aquél. Verso cincuenta y ocho

Escrito en atmabodha el Julio 29th, 2013 por Oscar Montero – Escribe tu comentario

Descargar verso atmabodha en PDF

akhaṇḍānandarūpasya tasyānandalavāśritaḥ
brahmādyāstāratambyena bhavantyānandino lavāh
̣

Brahmā y las demás deidades residen en un fragmento de la felicidad de aquél cuya forma es la dicha indivisible, y participan en proporción de que da la felicidad.

 

a-khaṇḍa-ānanda-rūpa, cuya forma es la felicidad indivisible Tāratamya, graduación, porción
Tad, aquél √bhu + lava, devenir, participar
Ānanda-lava-āśrita, que reside en un fragmento de la felicidad Ānandin, el que da la felicidad
Brahma-adi, Brahmā (el creador) etc. (y el resto de deidades). No confundir la palabra Brahman con Brahmā (con ā larga). Brahmā es el aspecto creador representado en la deidad Brahmā.  

 

 En la śruti se mencionan diferentes grados de felicidad según la jerarquía de seres celestiales y terrenales, según la posición, la condición y los méritos logrados.  No vamos a entrar en ver ahora esta clasificación que se presenta en otros textos. Lo importante a resaltar aquí es que el tipo de dicha, felicidad o bienaventuranza de los diferentes seres en la jerarquía no es comparable con la bienaventuranza de aquel que ha alcanzado el conocimiento de Brahman, aquel que es un śrotriya. Los demás ānanda pertenecen sólo por posición en la jerarquía pero quien tiene ese conocimiento sobre Brahman es diferente. La felicidad del ānanda por posición es solo una fracción de este Brahman-ānanda. Sigue leyendo »

ānanda no es felicidad

Escrito en Vedanta el Julio 7th, 2012 por Oscar Montero – 4 Comentario

Descarga el artículo en PDF

Ātman, el ser, se define como sat-cit-ānanda.  En esta definición en tres palabras, sat se traduce con frecuencia como existencia, cit como consciencia, ānanda como felicidad. Es obvio que estas tres palabras no son adjetivos de ātman,  pero ātman,  se revela en el śāstra mediante estas tres palabras. Si fueran adjetivos, habría muchos sustantivos para  ātma entre los cuales uno se distingue con los atributos especiales de sat-cit-ānanda. Si decimos, “Aquí tenemos un lirio azul, grande, fragante”, estos tres adjetivos distinguen a este lirio de otros que no tienen esos atributos.

Que yo soy es evidente, pero ¿esta existencia del ser es dependiente del tiempo? Si es así, a̅tma es como cualquier otro objeto. Tiene que volverse evidente. Todo objeto se vuelve evidente para el ser. La existencia del ser es evidente. ¿Para quién se vuelve evidente? Tiene que ser evidente sólo para el ser. Cuando la existencia del ser es evidente para el ser, esto se comprende como autoevidente. En realidad, las Upanishads presentan a ātman como satyam, como una existencia evidente, y todo lo demás, incluido el sujeto conocido, como aquello cuya existencia procede de la existencia del ser. Este autoexistente ātman ha tenido que ser autoevidente. De otra manera, no hay forma de reconocer la existencia del ser. Por tanto esta naturaleza auto-evidente es la que se indica con la segunda palabra cit consciencia.  Toda evidencia, siendo conocimiento, existe en la presencia de la consciencia Sigue leyendo »


Bookmark and Share