La importancia de las posturas hacia atrás en yoga


Durante ciertas temporadas siento que debo incluir más secuencias de posturas (āsanas) que incluyan posturas difíciles hacía atrás. ¿Qué es difícil en āsana ? Pueden existir varios niveles de dificultad técnica tanto en el ajuste físico como en esfuerzo mental, de percepción,  físico, etc. Con posturas difíciles me refiero a aquellas que siempre cuestan, independiente de los entresijos técnicos y del nivel del practicante. Por ejemplo, eka pāda rājakapotāsana, vṛśchikāsana, u̅rdhva dhanurāsana … En estas posturas se requiere un esfuerzo extra. Un esfuerzo que frecuentemente nace de las entrañas. Sino, dime tú, cómo mantienes un minuto, o más,  parighāsana completo ¿Y vi̅rabhadrāsana III? Si, si, ya sabemos que hay que mantener las células del cerebro relajadas pero también sabes el  esfuerzo “muscular” que se necesita para entrar y mantener la postura. Este tipo de esfuerzo desatasca un cerebro embotado. 

Recuerdo que durante un par de años estuve practicando las series del libro “luz sobre el yoga” de B.K.S. Iyengar.  Echadle un ojo a las secuencias. Fijaros la variedad y la dificultad de las posturas. Mirad que tipo de secuencias enseña Faeq Biria en sus intensivos.  Durante el programa de formación que mantuvimos a diario durante tres años no se incluyen posturas muy difíciles (en el sentido que he explicado arriba) como posturas de equilibrio ó hacia atrás avanzadas. El programa de formación es  excelente ya que confiere un alto grado  de estabilidad y fortaleza. Sin embargo, en mi caso, echaba de menos las series con más dificultad, de vez en cuando, que lograsen un mayor grado de apertura y extensión. Esta apertura trae,  por decirlo de forma simple, mucha alegría.

Esta semana he hecho un experimento de incluir posturas hacia atrás cuatro veces en la semana. El experimento ha sido muy positivo, y me ha llevado a varias conclusiones:

 

  • Muchas tipologías de cuerpos tienden a la pesadez (tamas).  

Al mi cuerpo le pasa lo mismo, aunque responde bien a la actividad, por naturaleza es tamásico.

  • Las posturas vigorosas, especialmente las posturas atrás rompen la inercia física.

Mi cuerpo las agradece mucho. Si no las practico frecuentemente el cuerpo va acumulando inercia y a medio plazo se vuelve perezoso.

  • El trabajo intelectual excesivo agota el cuerpo y la mente.

La exposición al exceso de información y la velocidad con la que hoy nos movemos en esta sociedad híper-informada y competitiva genera  ciertas tareas intelectuales que son agotadoras para el sistema nervioso. Cualquier practicante de yoga conoce muy bien cómo una práctica de yogāsana refresca la mente.

  • Las posturas atrás ayudan al trabajo intelectual.

Una práctica dinámica con aperturas del cuerpo en direcciones poco habituales (columna hacia atrás) hace que la columna se dinamice y se adquiera cierta frescura. Después de una buena práctica, el trabajo intelectual se realiza con más gozo y atención.

  • Las posturas atrás te hacen más extrovertido.

Si pasas mucho tiempo en tareas que requieren soledad y atención, las posturas atrás son un remedio natural para abrirse a los demás y socializar con una mente serena.

 

¿Cómo te afectan las posturas hacia atrás? ¿Cuántas veces las incluyes en tus secuencias?

  1. Alvaro dice:

    Completamente de acuerdo! Coincido contigo que, en la formacion, se echan de menos esas posturas mas avanzadas a las que te refieres. Tu tamasico? Vaya, yo que te creia rajasico y sattvico a partes iguales 😉
    Estoy practicando bastante una serie que consiste en: uttanasana, adho mukha, equilibrio sobre las manos y codos, viparita dandasana en silla, sirsasana, backbendings y chaturanga, sarvangasana, adho mukha virasana con bolster y savasana con las piernas dobladas en silla. Es bastante parecida a alguna que hemos echo este verano en tus clases de nivel iii. Ciertamente una pasada como se siente uno despues…
    Super recomendable para estados de animo bajos y sensacion de cansancio o inercia.
    Gracias de nuevo por tus articulos y abrazos desde beijing.

  2. yann dice:

    Hola, Nihao, bueno aqui Paris, actualmente estoy explorando la pirmera serie establecicida por Sri Krishnamacarya, es interessante: urdhva dhanurasana, setu bandasana, matsyasana, uttana padasana. Y durante el intensivo de ese verano, se comento lo siguiente: ” las posturas sensacionales se uzaban como “propaganda” en las ferias para atraer nuevos practicantes, porque hacer posturas espectaculares no nos haria mejores personas,… entonces porque se hace? pregunta el otro- Because it’s fun! responde el otro”. Conlievan ese aspecto ludico no? o tales vertigos que nos consta desafiar, o conocer en la ninez, subir al techo de las iglesias, o cositas como… prohibidas, desafiantes que producen su efecto por cierto:) Espero solamente que en ningun dia se establecira una tecnica de yoga donde se impondra un casco de moto.

  3. yann dice:

    el lado ludico?

    y pues me recuerdo de otra cosa..fijaos en Santiago de Composrtella contemplando el esfuerzo a mitad de los monjes con el botafumero gigantesco. Y los peregrinos gritando suavamente un “OOOOOhhh”, o un “AAAAh” cuando se elevaba el objeto proporcionando nubes oloricos. Sentia yo y mis vecinos alegria viendo la elevacion. y mi vecino constatando: “parece que conllevia alivio ver algo escapar a la gravedad”. (pienso en Udhva Danurasana cuando se hace desde tadasana/ tambien ayuda a los timidos me parece.. que opinais?)

    • ¿pero estabas cerca del botafumeiro? No vaya a ser que pegaras una inhalacion y te dejara algo perturbado en la percepción.
      “Escapar a la gravedad” podría ser el título de un slogan para un trailer de yogaasana

  4. Pilar dice:

    Hola Oscar, la verdad es que yo por mi condición física de hiperlordosis y mi gran osteoporosis, trato de no desfiar en exceso a mis vértebras, pero con mucho control trato de practicar cada día un poco más… pero con mucho respeto, pues temo por ese exceso de presión sobre los discos, que sabemos tb sufren un poco con ellas ¿tú q opinas?, pero bueno me encanta la sensación que una Danurasana muy cuidada me aporta o Salabhasana…..en fin ,que no lllego a las difíciles, que me aconsejas para ir avanzando cada día un poco más?…pues es cierto que el cuerpo se vuelve perezoso y las extensiones le sientan muy bien. Sobre todo gracias por tu trabajo, y por todo lo que me enseña tus correos. Namasté

    • Pilar

      No se pueden dar consejos mediante una pantalla sin ver a la persona y sin tener las cualificaciones necesarias para ofrecer yoga terapéutico. Te recomiendo que visites algún profesor de la asociación de Yoga Iyengar en tu localidad. Puedes visitar la web http://www.aeyi.org y concertar una cita con un profesor cualificado.

      Saludos

  5. Susana dice:

    Buenas tardes Oscar.
    Un placer leer este artículo. Las incluyo en cada clase tres veces como mínimo. Descubrí que equilibran emociones y armonizan plenamente. Además siento que mis bronquios se expanden y así el árbol bronquial se limpia de toxinas residuales, eso imagino.
    Prefiero hacerlas no demasiado intensivas, y poder disfrutar más la respiración.
    Muchas gracias !

  6. HERNA FREILE RAUSCHENBERG dice:

    Estimado Oscar:
    Siempre recibo con gratitud la información que compartes. Todos tus artículos y consejos me son de utilidad; pero éste, especialmente, me ha abierto la mente sobre la importancia, para una mente cansada intelectualmente, de las posturas hacia atrás.
    Muchas gracias
    Herna

  7. Nelson dice:

    Oscar, gracias por tus artículos y tus recomendaciones, incluiré posturas hacia atrás, las necesito.
    Cordial saludo,
    Nelson

  8. Dhanañjaya dice:

    No dejes de ayudarnos con tu amor al yoga, gracias

  1. There are no trackbacks for this post yet.

Bookmark and Share