Filosofía

¿Es el yoga ciencia y filosofía? (Parte II)

Escrito en Filosofía, General el Septiembre 4th, 2012 por Oscar Montero – 1 Comentario

Descargar el artículo en PDF

Aplicación científica del método del yoga.

La ciencia y la filosofía exigen proposiciones universales, el conocimiento de las causas y principios y que las proposiciones se enlacen en relación de premisas y consecuencias. Si nos remitimos a las disciplinas y técnicas yóguicas, al margen de los contenidos doctrinales de los Yoga Su̅tras y nos centramos en el método práctico, cabría hacerse algunas consideraciones: ¿Buscamos proposiciones/conocimientos universales cuando practicamos o enseñamos?   Si el yoga es una ciencia,  ¿Qué clase de ciencia es? ¿Cuál es su objeto? ¿Hacen ciencia aquellos que dicen que es ciencia en su práctica y enseñanza de yoga? ¿Hacen ciencia maestros como B.K.S. Iyengar?

yoga ciencia y filosofia

Parecen unas preguntas extrañas para un adepto al yoga, sin embargo,  es frecuente leer que el yoga es una ciencia y una filosofía. Debemos saber de qué estamos hablando si se afirman tales propuestas.

Para facilitar este análisis vamos a clasificar este estudio del yoga en tres niveles: El yoga en la salud, en lo mental y en lo espiritual. Buscaremos argumentos a favor y en contra del yoga como ciencia. Sigue leyendo »

¿Es el yoga ciencia y filosofía? Una revisión crítica.

Escrito en Filosofía el Julio 17th, 2012 por Oscar Montero – 9 Comentario

Descarga el artículo en PDF

La ciencia y la filosofía exigen proposiciones universales, el conocimiento de las causas y principios y que las proposiciones se enlacen en relación de premisas y consecuencias. Si nos remitimos a las disciplinas y técnicas yóguicas, al margen de los contenidos doctrinales de los Yoga Su̅tras y nos centramos en el método práctico, cabría hacerse algunas consideraciones: ¿Buscamos proposiciones/conocimientos universales cuando practicamos o enseñamos?   Si el yoga es una ciencia,  ¿Qué clase de ciencia es? ¿Cuál es su objeto? ¿Hacen ciencia aquellos que dicen que es ciencia en su práctica y enseñanza de yoga? ¿Hacen ciencia maestros como B.K.S. Iyengar?

Parecen unas preguntas extrañas para un adepto al yoga, sin embargo,  es frecuente leer que el yoga es una ciencia y una filosofía. Debemos saber de qué estamos hablando si se afirman tales propuestas. Sigue leyendo »

El conocimiento de las causas y la sabiduría.

Escrito en Filosofía el Enero 25th, 2012 por Oscar Montero – Comentarios desactivados en El conocimiento de las causas y la sabiduría.

Todos los hombres por naturaleza desean saber. Prueba de ello es el amor por las sensacio­nes, pues aparte de su utilidad, gustan por sí mis­mas, y más que todas las demás, las sensaciones visuales. Pues no sólo para hacer algo, sino inclu­so cuando no tenemos intención de hacer nada, preferimos la vista, por así decido, a todos los demás sentidos. Y la causa es que la vista es, de todos los sentidos, el que nos hace adquirir más conocimientos y nos descubre más matices.

Por naturaleza los animales están dotados de sensaciones, pero en unos la sensación no engendra memoria, mientras que en otros sí. Por ello éstos son más inteligentes y más capaces de aprender que los que son incapaces de recordar. La inteligencia, sin la facultad de aprender, es atributo de los animales incapaces de oír los so­nidos, como la abeja y los demás géneros de animales que puedan hallarse en el mismo caso. Al contrario, la facultad de aprender pertenece a los que, además de la memoria, tienen el sentido del oído.

Los animales distintos del hombre viven, pues, reducidos a las imágenes y a los recuerdos; participan poco de la experiencia, mientras que el género humano participa del arte y del razo­namiento. La memoria da origen a la experiencia en los hombres. En efecto, muchos recuerdos de una misma cosa acaban por constituir una experiencia. Sigue leyendo »

la escala de los bienes

Escrito en Filosofía el Enero 7th, 2012 por Oscar Montero – Comentarios desactivados en la escala de los bienes

Los bienes son de dos especies, los unos humanos, los otros divinos; y de los divinos dependen los otros; y si un Estado acoge en sí a los mayores, adquiere también los menores; si no, permanece privado de ambos. Los menores son: primero la salud; segundo la belleza; tercero, la fuerza… cuarto, la riqueza…

Primero y principal de los bienes divinos es el intelecto; segundo, después del intelecto, el hábito moderado del alma; de éstos, mezclados con la firmeza, nace la justicia, cuarto es la firmeza … De todos estos bienes, los humanos deben mirar a los divinos, y los divinos al principal, que  es el intelecto.

(Platón. Leyes, 6, 631)


Bookmark and Share